“Nuestras ilusiones siguen intactas”

DIEGO CRESPO / Administrador de Pesquerías de Chiclana

“Vamos a seguir luchando por la almadraba de Sancti Petri”

Si hay un gran sueño chiclanero en torno a la almadraba, ese no es otro que ver calado de nuevo su laberinto de redes y anclas frente a la costa de Sancti Petri. Un anhelo que estuvo a punto de hacerse realidad en 2006, tras la concesión un año antes de la misma a Pesquerías de Chiclana, pero que la sobre explotación de la especie por parte de otras artes de pesca frustó.


Desde entonces, el plan recuperación del atún rojo por parte de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ya culminado) y el último reparto de capturas por parte del Ministerio han frustrado un proyecto al que, pese al tiempo transcurrido, nada menos que 15 años, no renuncian ni el Ayuntamiento, ni Pesquerías de Chiclana ni la Organización de Productores Pesqueros (OPP-51).


“La verdad es que después de tanto tiempo de espera y de las ilusiones puestas en recuperar una almadraba tan emblemática como la de Sancti Petri, su no inclusión en el último reparto de capturas en favor de otras flotas (caso de la canaria) ha supuesto un duro varapalo”, señala Diego Crespo, administrador de Pesquerías de Chiclana junto a Álvaro Ramírez.


“Creemos que, a la vista de la antigüedad de la concesión y el carácter histórico de la almadraba, Sancti Petri tenía que haber contado con la cuota de captura necesaria para ser calada casi 50 años después de que se liquidara el Consorcio Almadrabero”.


Pese a este nuevo revés, Diego Crespo subraya que, “creemos que tenemos todo el derecho a ejecutar la concesión que en su día se nos otorgó y, por tanto, lo estamos y lo vamos a seguir reclamando por todas las vías que sean pertinentes”.


“Nuestra ilusión por volver a calar las re-des en un lugar tan emblemático e importante en la historia de la almadraba”, asegura, “siguen intactas y, por tanto, no vamos a renunciar a nuestro sueño, que creo que es también el de muchos chiclaneros”.

RECUPERACIÓN DEL ATÚN

Metido ya en plena faena en las almadrabas de Conil de la Frontera (la primera en levantar 60 atunes), Zahara de los Atunes y Tarifa, Diego Crespo señala que, “como ya se pudo comprobar la temporada pasada, la recuperación de la especie es total y estoy seguro de que esta campaña volveremos a comprobar en los copos que, afortunadamente, el atún rojo tiene una notable presencia de nuevo”. Cabe apuntar que ahora, al objeto de alargar la temporada de capturas y dañar y estresar lo menos posible al animal (influye en la calidad de la ‘carne’), las ‘levantá’ son menores que antes, entre 50 y 80 ejemplares.